Las banderas, son un trozo de tela, estandarte artículo similar que muestra el emblema de un estado soberano, una comunidad, una región, una organización, un ejército, una empresa o incluso a un individuo concreto. Habitualmente las banderas suelen ser alargadas y estar unidas en un borde (normalmente el izquierdo), a una vara o una driza.

Partes de una bandera

En una bandera podemos distinguir diferentes partes:

  • Por un lado, tenemos las el paño o campo, que es el rectángulo (aunque puede adoptar otras formas) que da forma la bandera.
  • Cuando la bandera lleva franjas, estas se llaman fajas o bandas. Estas pueden ser horizontales, verticales o incluso diagonales.
Bandera de Mauricio que tiene cuatro fajas o bandas (rojo, azul, amarillo y verde)
  • También las banderas pueden llevar escudos o emblemas, estos se conocen como la carga.
  • Algunas banderas en su parte superior izquierda llevan un rectángulo o cuadrado, este se conoce como cantón. Un ejemplo muy claro de cantón lo podemos observar en la mayoría de banderas de países que forman la Mancomunidad de Naciones o “Commonwealth of Nations”. Estos países, en su mayoría en la parte superior izquierda tienen la bandera de Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.
Bandera Nueva Zelanda, con el cantón de Reino Unido
  • La parte vertical de la bandera, más alejada de la asta se llama pendiente, y la más cercana vaina.
  • La pieza donde se sujeta la bandera se llama asta. Esta pieza es fundamental, puesto que sin ella no podremos izar la bandera.
  • La cuerda que une la asta y la bandera se llama driza, esta nos permite izar y recoger la bandera.
  • Por último, tenemos el sombrerete o galleta, que es la parte superior de la asta. Suele tener una forma redondeada o de punta de laza.

Uso original de las banderas

Inicialmente las banderas eran usadas sobre todo para la guerra, aunque a fecha de hoy siguen siendo insignias de liderazgo que ayudan a identificar tanto a amigos como enemigos y puntos de reunión. Además, ahora también se utilizan para señalizar, decorar o exhibir.

Uso actual de las banderas

Como el fin principal de las banderas es la identificación, se necesita que esta ondee libremente y para ello se requiere un material ligero, que con poco viento ondee fácilmente. Se evita en gran medida escribir textos o palabras en las mismas, porque la intención es que desde lejos la bandera sea fácilmente reconocible, por lo que se suelen utilizar patrones simples de colores.

Se puede utilizar cualquier combinación de colores o emblema, pero en las banderas europeas suele seguirse la práctica heráldica para desalentar la yuxtaposición de “metal” y “metal”) como el blanco y el amarillo) o del color sin “metal” en medio. Un ejemplo de esto puede ser la bandera francesa que es azul (no metal), blanca (metal) y rojo (no metal). La bandera de la Ciudad del Vaticano es una excepción a esta regla heráldica.